El Derecho de Grabar Reconocido por las Naciones Unidas

Este blog fue escrito originalmente en inglés por Dia Kayyali.

En WITNESS, cuando hablamos sobre el “Derecho de Grabar”, nos referimos al derecho de sacar una cámara o un celular y filmar a los agentes militares y policiales sin miedo a ser detenidx, a la violencia u otros tipos de represalias [1]. A pesar de que el Derecho de Grabar es fundamental para el uso de videos para los derechos humanos y está respaldado por la ley o las decisiones judiciales en algunos países, las leyes de otros países violan explícitamente este derecho.

Cuando los defensores de derechos humanos y cualquier persona documenta actos ilícitos, tienen que esconder sus cámaras o filmar en secreto lo cual hace que su trabajo sea difícil o imposible. Y para muchas personas, practicar su derecho a la libre expresión regularmente implica sacar sus cámaras o teléfonos celulares y filmar.

Desde el uso de videos como evidencia para mostrar violaciones de los derechos humanos por parte de militares y policías en la favela de Mare en Río hasta asesinatos por parte de la Patrulla Fronteriza en los Estados Unidos, el Derecho de Grabar es esencial. Sin él, los periodistas ciudadanxs tienen que trabajar bajo un gran riesgo y filmar en secreto, así es el caso de la lucha contra la desinformación en torno a los Rohingya en Myanmar. Como lo deja en claro una reciente resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, este derecho está protegido por las leyes internacionales de derechos humanos.

¿Cómo habla las Naciones Unidas sobre el Derecho de Grabar?
El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas promovió explícitamente este derecho el mes pasado en la resolución A/HRC/38/L.16, sobre “La promoción y protección de los derechos humanos en el contexto de las protestas pacíficas”. La resolución, presentada por Costa Rica y Suiza, también hablaba del importante respaldo a los derechos de los testigos y defensores de los derechos humanos.

Ésta no es la primera vez que las Naciones Unidas reconoce el Derecho de Grabar, pero esta resolución refuerza el entendimiento de que el derecho está protegido y debe ser respetado. Un informe del 2015 sobre “El uso de las tecnologías de información y comunicaciones para garantizar el derecho a la vida”, de Christof Heynes, ex-Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, ordenó a los Estados que respeten y protejan “el derecho del individuo a hacer una grabación de un evento público, incluida la conducta de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley”. En un informe conjunto de 2016, Maina Kiai, ex-Relatora Especial sobre los derechos a la libertad de asamblea y asociación pacífica se unió a Heynes para hablar sobre el manejo adecuado de las reuniones o manifestaciones y desarrollar más este tema:

Todas las personas disfrutan el derecho de observar, y por ende monitorear, las reuniones o asambleas de personas. El derecho viene del derecho a buscar y recibir información, el cual es protegido bajo el articulo 19(2) del Acuerdo Internacional de Derechos Políticos y Civiles. El concepto de monitorear incluye no sólo el acto de observar una asamblea, pero también la colección, la verificación y el uso inmediato de la información para abordar los problemas de derechos humanos.

El informe también señaló que esto incluye explícitamente el Derecho de Grabar agencias de policías y
que la “Confiscación, incautación y/o destrucción de notas y equipos de grabación visual o de audio sin el
debido proceso deberían ser prohibidos y castigados”.

La resolución
Suiza presentó esta resolución en la reunión del Consejo de Derechos Humanos el 6 de julio, haciendo notar que:

“El creciente número de protestas públicas refleja quizás una crisis global en la democracia
representativa y una búsqueda de nuevas formas de participación política”, y que “sean cuales sean las razones que llevan a las personas a las calles, se debe hacer todo lo posible para garantizar que los derechos humanos estén protegidos durante las protestas pacíficas”.

Estamos de acuerdo. Ahora más que nunca, la participación en protestas debe ser protegida, pero el Derecho de Grabar no debe limitarse a estos momentos. Como hemos dicho en ocasiones anteriores, en un mundo con un espacio cada vez más reducido para la sociedad civil, la habilidad de sacar una cámara o un teléfono y grabar para contrarrestar la desinformación oficial y preservar la evidencia con la esperanza de que se haga justicia en el futuro, es particularmente importante.

La resolución delineó muchas formas cómo los estados deberían proteger la participación en las protestas pacíficas. Las resoluciones mencionan explícitamente el derecho de grabar en cuatro lugares separados de la siguiente manera.

El Consejo de Derechos Humanos:

  • Recuerda los derechos a la libertad de asociación y asamblea pacifica, lo cual abarca la organización, la participación, la observación, el monitoreo y la grabación de las asambleas,
  • Expresa su preocupación por la criminalización, en todas partes del mundo, de individuos y grupos únicamente por haber organizado, participado o observado, monitoreado o grabado protestas pacíficas, …
  • Pide a todos los Estados que presten atención en particular a la seguridad de los periodistas y trabajadorxs de los medios que observan, monitorean y graban las protestas pacíficas, teniendo en cuenta su papel especifico, su exposición y vulnerabilidad, …
  • Subraya la necesidad de abordar el manejo de las reuniones o manifestaciones, incluidas las protestas pacíficas, a fin de contribuir a su realización pacifica y prevenir lesiones, incluidas las que conducen a la discapacidad y la pérdida de vidas de manifestantes y de aquellxs que observan, vigilan y documentan las manifestaciones, quienes están a los alrededores y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, así como cualquier violación o abuso de los derechos humanos para garantizar la responsabilidad por tales violaciones y para dar a las victimas acceso a un remedio y reparación.

La resolución también deja en claro que el Derecho de Grabar no se limita a los periodistas y trabajadorxs de los medios, y señala que las personas usuarias del internet y defensorxs de los derechos humanos tienen un papel importante en la documentación de las violaciones de los derechos de humanos.

Además de abordar el Derecho de Grabar, la resolución contenía otras estipulaciones clave. Observa la creciente tendencia de los gobiernos a bloquear total o parcialmente internet, especialmente en “momentos políticos clave”, y hace un llamado a los estados a que mantengan el acceso al internet como la coalición #KeepItOn ha estado pidiendo. Esta estipulación también respalda el Derecho de Grabar, ya que la habilidad de compartir videos y en particular, transmitir en vivo o narrar eventos a medida que suceden esta íntimamente relacionada con el Derecho de Grabar.

La resolución también nota la necesidad de poder utilizar las TIC (Tecnologías de Información y Comunicaciones) de forma segura y privada. Es importante destacar que “aunque una asamblea generalmente se ha entendido como una reunión física de personas, las protecciones de los derechos humanos … pueden aplicarse a interacciones análogas que toman lugar en la red”.

Como WITNESS y nuestrxs socixs hemos dicho anteriormente, el control irresponsable del contenido en las plataformas de los medios sociales puede fácilmente silenciar las voces de defensorxs de los derechos humanos y denigrar la libertad de expresión. A medida que esfuerzos como el reciente informe sobre la regulación del contenido del Relator Especial sobre Libertad de Expresión, esperamos ver a la ONU abundar esta importante afirmación.

¿Qué sigue para el Derecho de Grabar?
En algunos países, el Derecho de Grabar está explícitamente reconocido, y es importante asegurar que esto no cambie, y que el derecho sea realmente respetado por las autoridades. Por ejemplo, en los Estados Unidos todos los Tribunales de Apelación Federales que han decidido este asunto han determinado que, bajo la Primera Enmienda a la Constitución, las personas tienen Derecho de Grabar a las autoridades llevando a cabo sus deberes en público. Pero estas reglas no han impedido que la policía se apodere de las cámaras, eliminen videos y más, especialmente cuando están siendo grabadas por una persona afro.

Hay muchos lugares donde grabar a las autoridades está expresamente prohibido, y otros lugares donde la ley no está clara, incluida en gran parte la Unión Europea. Por ejemplo, en España una ley de “seguridad pública” del 2015 conocida como Ley Mordaza (la Ley Mordaza) “restringe la grabación de video de la policía con multas de hasta 30,000 euros impuestas a quienes difunden el contenido”. Desde su aprobación en 2015, España ha tenido múltiples episodios violentos de violaciones de los derechos humanos por parte de la policía, especialmente durante la votación para la independencia de Cataluña y la ley se ha utilizado claramente para silenciar la disidencia política.

En Palestina, el parlamento israelí está tratando de aprobar una ley que prohíba expresamente la grabación de las Fuerzas de Defensa Israelíes … incluso cuando los videos que documentan los abusos contras los derechos humanos de los palestinos continúan causando una protesta internacional por abusos contra los derechos humanos por parte de las FDI.

Esta resolución refuerza la importancia del Derecho a Grabar bajo las leyes internacionales de derechos humanos en las asambleas, pero creemos que se necesita más. Debe quedar claro que el Derecho de Grabar se aplica a todas las interacciones con los agentes policiales y el ejército; en otras palabras, el Derecho de Grabar está en vigor durante las actividades cotidianas policiales o militares, no sólo en las asambleas. Además, las leyes que prohíben la grabación deben ser rechazadas a favor de leyes que defienden los derechos humanos, y los países que intentan violar este derecho deberían ser llamados a rendir cuentas.

Creemos que es importante que activistas y la sociedad civil también hablen sobre lo que significa realmente el Derecho de Grabar. Existen muchas preguntas, desde si es que este derecho incluye el derecho a publicar, incluso en el internet, hasta si el derecho cubre a los legisladores u otras figuras públicas, o si significa que el Derecho de Grabar es sólo para una cámara o si se extiende a otras tecnologías como drones.

En los próximos meses, WITNESS se enfocará en responder estas preguntas y destacar tanto las numerosas violaciones de este derecho como los casos en que el derecho sirvió para exponer las violaciones de los derechos humanos.

[1] Esta no es una definición completa del Derecho de Grabar. Nosotrxs y muchas personas más, tenemos varias preguntas sobre lo que abarca el Derecho de Grabar. Esperamos explorarlas en una conversación con la sociedad civil y activistas. ¡Estén al pendiente de más publicaciones al respecto en los próximos meses!

Créditos de fotografías:

UN Photo / Jean-Marc Ferré, bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0.

Luis Alberto Cruz Hernández/AP

 



¿Eres nuev@ en WITNESS? Mantente en contacto.