El rol de la comunicación en la defensa del territorio en México #TejerLasVoces

En el marco del Día de la Madre Tierra compartimos de nueva cuenta las preguntas que nos llevaron a diseñar el diagnóstico participativo: ¿cuál es el impacto de lo que hacemos? ¿se habrán agotado las narrativas sobre defensa del territorio y derechos humanos? ¿hemos logrado comunicar más allá de la urgencia? 

Descarga el diagnóstico aquí

En México, como en muchos otros países, se vive actualmente una nueva fase económica de acumulación por desposesión. Grandes capitales se están enfocando en despojar a los pueblos de sus riquezas naturales y su derecho a la tierra: agua, bosques, cerros… sus recursos naturales y saberes ancestrales están convirtiéndose en propiedad privada. En 2017, tan sólo las concesiones mineras ocupaban el 13.5% del territorio nacional.

Las comunidades, movimientos y pueblos que resisten a estos megaproyectos enfrentan diversos tipos de agresiones y graves violaciones a derechos humanos. De acuerdo con el más reciente informe de Frontline Defenders, el 69% de los asesinatos de personas defensoras en México durante 2020, estuvieron relacionados con la defensa de la tierra. El Centro Mexicano de Derecho Ambiental, registró al 2020 como el año más violento en la última década con 18 asesinatos y 65 ataques contra personas defensoras ambientales.

Los medios hegemónicos también toman parte, censurando la voz de estas comunidades en resistencia y retratándoles como personas que se oponen al desarrollo. En muchos casos, empresas y autoridades se valen de la desinformación y el conflicto al interior de las comunidades, así como de la criminalización contra quienes defienden sus territorios, para instalar sus proyectos.

Ante tal escenario, las comunidades, movimientos y los medios alternativos utilizan la comunicación como una herramienta clave en sus luchas. Y, al inicio de 2018, el equipo de La Sandía Digital en México decidió hacer un alto para reflexionar sobre sus prácticas con la sensación de haberse agotado las narrativas, el reto cada vez mayor de llegar a un público más amplio y con las amenazas cada vez más fuertes que pesaban desde entonces sobre lxs defensores.

Fue así como en conjunto con La Sandía Digital, diseñamos la metodología del diagnóstico participativo sobre el papel de la comunicación para la defensa socio-ambiental  en México. El cual incluyó entrevistas exploratorias y el diseño metodológico de las Comunidades de Aprendizaje con base en tres ejes: estrategias de comunicación, formación y contexto. Dichas comunidades contaron con la participación de movimientos, organizaciones, medios y periodistas en Chiapas, Veracruz, Puebla, Oaxaca, Sonora, Baja California, Jalisco y la Ciudad de México.

Aquí puedes consultar la descripción completa de las Comunidades de Aprendizaje. La metodología del ejercicio ”La milpa de la comunicación” también está disponible en la página 62 del diagnóstico.

 

 

 

 

 

 

 

Las preguntas que nos guiaron en este proceso fueron:

  • ¿Cómo definimos la comunicación? ¿Qué tipo de comunicación estamos haciendo?
  • ¿Cuáles son los objetivos que tenemos al comunicar?
  • ¿Cuáles son las narrativas hegemónicas existentes? ¿Cómo estamos contestando a esas narrativas?
  • ¿Qué acciones de comunicación y narrativas han tenido un mayor impacto? ¿Por qué?

En la página 25 del diagnóstico encontrarás el capítulo enfocado a las Narrativas.

Los resultados del proceso de diagnóstico informaron el diseño de la 1era Escuela de Comunicación Estratégica “Tierra y Territorio” de La Sandía Digital y WITNESS que realizamos de junio a diciembre de 2019. Y nos ayudó a comprender:

  • La gran necesidad de fortalecer el músculo estratégico en la comunicación de movimientos, organizaciones y medios alternativos haciendo acciones de comunicación para la defensa de la tierra y los territorios en México.
  • Las diferentes dinámicas en nuestro quehacer de la comunicación 1) “de bomberos” (corto plazo), 2) coyunturas (mediano plazo) y 3) agenda propia (largo plazo).
  • Además de responder a la urgencia que dictan los mega proyectos, la construcción de relatos debe hacerse también siendo los movimientos los protagonistas, y priorizando sus agendas de largo plazo.
  • Las voces y participación de las personas jóvenes y mujeres dentro de la comunicación. Las mujeres no sólo enfrentan el mismo sistema de injusticia que sus compañeros, sino también luchan por la transformación de las relaciones dentro de sus mismas comunidades y movimientos.
  • La necesidad de narrar las victorias, que son muchas! Narrar, compartir y tejer desde ahí.

Les invitamos a leer y compartir las reflexiones de más de 100 personas de todo México en torno a las acciones de comunicación, las narrativas hegemónicas y contrahegemónicas sobre la tierra, el territorio y los bienes comunes. También pueden seguir nuestras publicaciones en redes sociales en #TejerLasVoces donde estaremos compartiendo los contenidos del diagnóstico participativo a lo largo de las siguientes semanas.

Descarga el PDF aquí.

 



¿Eres nuev@ en WITNESS? Mantente en contacto.